Exitosa participación de la iniciativa Innovación y Robótica Estudiantil en la XIV Competencia Robótica USM

Robotics Week se titula el evento tecnológico que se llevó a cabo durante el 27, 28 y 29 de octubre y que contempló la XIV Competencia Robótica USM, el Interescolar de Robótica Educativa (IRE) y la segunda versión del Congreso de Robótica y Neurociencia, CRoNE 2016.


La actividad organizada por el grupo Innovación y Robótica estudiantil perteneciente a las iniciativas PIE>A y apoyada por la Fundación Mustakis, convocó a destacados exponentes nacionales e internacionales, que expusieron conceptos de neurociencia aplicados a mecanismos físicos o computacionales basados en comportamientos y modelos biológicos, en el marco del CRoNE 2016. Por su parte, la XIV Competencia Robótica USM incorporó la inscripción de 58 equipos provenientes del país, así como también del extranjero, que compitieron en las categorías Sumo, Velocidad y Conquistan contemplando la nueva categoría Junior, en la que participaron más de 20 equipos de escolares de distintas zonas del país. Asimismo, el Interescolar de Robótica Educativa permitió la participación de más de 90 alumnos provenientes de Santiago, Valparaíso, Concepción, Temuco y Puerto Montt, quienes dieron término a los Talleres de Robótica llevados a cabo por el IRE, orientados al desarrollo de aptitudes y capacidades de los alumnos por medio del aprendizaje y difusión de la robótica.
Miguel Solís, alumno de Doctorado en Ingeniería Informática, coordinador del CRoNE e integrante de grupo Innovación y Robótica Estudiantil comenta

Nosotros como agrupación siempre realizamos actividades de difusión, la competencia es el ejemplo más y claro y presente en la memoria colectiva tanto de la universidad, como en el país. Anteriormente realizábamos la escuela de invierno, para la divulgación de la robótica, neurociencia y nanotecnología. Desde el año pasado renovamos esta actividad, realzando las charlas y las actividades propias del evento. Asimismo, cambiamos la fecha, pues ya no es escuela de invierno, sino que lo movimos cerca de la semana sansana, en conjunto con todas las otras actividades, y lo llamamos Congreso de Robótica y Neurociencia. El año pasado logramos traer tres expositores extranjeros y este año logramos uno más, con charlas bien llamativas.

Francisco Cantillana, director de la XIV versión de la Competencia de Robótica nos explica el desarrollo y modalidades de la competencia

La competencia tuvo una alta convocatoria, con 177 participantes inscritos en las categorías de Sumo, Velocidad y Conquista, con casi 58 equipos, lo que es una alta convocatoria comparado con años anteriores. Este año inauguramos la categoría Junior, donde invitamos a equipos escolares, con la participación de 20 equipos de todo el país. En las categorías senior, también tuvimos participación extranjera de equipos colombianos y mexicanos, en equipos escolares y universitarios. El nivel de la competencia ha subido bastante, sobretodo en la categoría Sumo, donde recibimos muy buenos comentarios por parte de los extranjeros. Asimismo, a nivel de programación, se está migrando a la programación por línea de código en vez de bloques, lo que otorga a los robots mayor versatilidad. También los algoritmos de control (PID) utilizados también son más robustos en comparación a años anteriores. Los invitamos por supuesto a revisar toda la información, videos y comentarios a través de nuestra página de Facebook.

Patricio Navarrete, egresado de Ingeniería Civil Electrónica y director del grupo Innovación y Robótica Estudiantil contextualiza a IRE y realiza un balance de los resultados obtenidos en los tres días de actividades

Cuando iba en el colegio participé en un taller de robótica que se hizo en el departamento de electrónica de la USM. El taller estaba enfocado a enseñar a programación y a difundir el departamento. Yo ingresé a la universidad con la motivación de ayudar en ese taller, lo cual logré en el año 2010, sin embargo, luego el taller se dejó de realizar. Con Constanza Oliva, una compañera de Ingeniería Comercial estábamos interesados en realizar algo más, y justo nos llegó una donación de IBM de 10 robots y creamos el Interescolar de Robótica Educativa, en el cual enseñamos en 8 sesiones gratuitas a estudiantes de Valparaíso para luego realizar una competencia semestral. Luego el año 2013, la Fundación Mustakis se interesó en el proyecto y nos contactó. Con ello pudimos crecer hacia Santiago, primero con la Sede San Joaquín, luego con la Universidad de Chile, nuestra Sede Rey Baduino de Bélgica en Concepción, a Temuco con la UFRO y finalmente, con la Universidad Austral de Puerto Montt. Con la Fundación realizamos un desarrollo conjunto de un programa de robótica, que ahora se replica en todo el país.
Hoy (sábado 29) nos encontramos finalizando los talleres de robótica que dictamos acá, y estamos contentos porque se nota que los chicos aprendieron y están aplicando en un entorno de competencia el conocimiento adquirido, y no sólo eso, sino también habilidades transversales como el trabajo en equipo y la resiliencia. En Chile se reconoce que las actividades extracurriculares sirven, sobre todo para formar personas con perfiles competentes no sólo en la sala de clases, sino también en la vida cotidiana. Está demostrado que la robótica desarrolla habilidades STEM, lo que está en boga a nivel mundial. Sin embargo, la robótica es algo caro de implementar, sobre todo a nivel de kits y tarjetas. Nosotros poseemos los recursos y la metodología para realizar el traspaso de conocimiento y la presentación formal de los contenidos. Actualmente ya no tenemos deserción con los chicos que participan en los talleres. Los chicos vienen y aprenden a programar, desarrollando aptitudes como pensamiento lógico y crítico. Nosotros llevamos realizando esto desde el 2011, entonces hay generaciones de chicos que participaron en esos talleres y que ahora son voluntarios de los talleres o inclusive mentores.
Es sabido que cualquier actividad estudiantil es difícil de realizar dentro de la universidad. No porque las iniciativas estudiantiles no hagan cosas interesantes, sino porque quizás a veces son poco valoradas por la universidad. Por eso estamos súper agradecidos del PIE>A, porque se preocupa que exista un nexo institucional-estudiantil, desde la petición de una sala hasta la búsqueda de recursos para financiar nuestros proyectos. También creemos en la integración entre iniciativas, nos hubiese gustado que iniciativas como GEA o PREUSM trabajasen con nosotros también, pero sin el PIE>A ni siquiera existiría esta interacción o apoyo que ya poseemos. El PIE>A nos dio el empujón de partida para llegar a donde estamos hoy en día.

2016-10-29-12-27-05